miércoles, 27 de agosto de 2014

Cat.





Todos tenemos un espacio vital, algo que necesitamos vacío algunas veces para sentirnos libres, relajados, para sumergirnos en nuestros pensamientos,para gritar de rabia, para llorar, es un espacio para oírnos. 
A veces somos gatos en el tejado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario